Agro-Senior

Cuantas veces se nos ha pasado por la cabeza lo que nos gustaría hacer cuando ya nos encontráramos solos y nuestros hijos ya no estuvieran con nosotros.

Terminar nuestros días en una residencia no es plato de buen gusto para nadie, aunque a veces las circunstancias de la vida nos obliguen a ello.

Pero soñemos con un futuro posible y asequible a nuestras pensiones.

Soñemos con una casita de campo con su pequeño porche y rodeado de campo, árboles frutales y gallinero y un pequeño huerto, donde poder entretenernos a la par de vivir una vida sana.

Pensemos también en restaurante donde pueda ir a comer a diario sin preocuparte de cocinar todos los días,   un club donde  departir con amigos y vecinos,  un buen gimnasio a la puerta de tu casa,  la posibilidad de viajar con regularidad y hacer excursiones frecuentes en verano a la playa, si no quieres quedarte en casa en tu piscina.

Dicho así todo parece el cuento de la lechera, pero el futuro de muchos jubilados y pensionista será ese.  ¿COMO?.

 Existen dos modelos y los dos son posibles.

El Público, porque la inversión será pública y en un futuro serán los propietarios. En el caso privado la inversión sería privada y los dueños capital privado, qué más da quien sea el dueño.

Lo importante es el modelo organizativo y de gestión.

 

Pongamos un ejemplo para su fácil compresión.

Supongamos una urbanización de veinte hectáreas donde, perfectamente, cabrían cien pequeñas viviendas, a las que añadiríamos, comedor, gimnasio, salones para compartir y un largo etc. de servicios.

La pregunta es clara, ¿ cómo se paga ? y ¿cómo se gestiona?.

La primera pregunta, al que ha hecho la inversión, mediante un alquiler  durante toda la vida, porque siempre será el propietario y recibirá una renta de por vida. Eso si no una renta especulativa. Del pago que hagan los jubilados o pensionistas, siempre una parte iría a pagar la inversión, y cuando dicha inversión este amortizado, el propietario seguirá cobrando su renta.

¿Cómo se gestiona?  De la otra parte que los jubilados pagamos  iría destinada a pagar, como en cualquier casa, la alimentación, la limpieza y un número de empleados a nuestro cargo etc. mediante autogestión donde ayudaríamos con  faenas voluntarias, pero que reportaran beneficios para la comunidad, agricultura, pintura, ayuda en la cocina y un largo etc. que la ley de la vida iría reponiendo regularmente.

  ¿Quién y cómo se entraría?

El cincuenta por ciento de los inquilinos, mediante riguroso sorteo, el otro cincuenta por ciento mediante la selección y aceptación de los que ya están dentro.  De esa manera la comunidad vería si le interesa un médico o un carpintero o un abogado o un bombero…

Este sistema tiene vocación internacional, esto lo decimos porque España es ya el paraíso europeo del bienestar y porque la mayor industria,  en la actualidad y en el futuro, es el turismo. En base a esta realidad el treinta por ciento de los inquilinos de AGRO-SENIOR, serán extranjeros eso sí, con un suplemento económico del treinta por ciento.

Los trabajadores que se contraten serán mayores de cincuenta y menores de 25 años

Esto es tan solo un resumen, pero si captas la idea y te gusta eres un futuro inquilino de…AGRO-SENIOR.

boceto_titular_sin-fondo-01

Los comentarios están cerrados